El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha dado el visto bueno, en su reunión de la semana pasada, a una mayor reducción de los coeficientes correctores al buque y la mercancía.

Así pues, se pasa del 1,05 al 1,00 y al tiempo se establecen las bonificaciones al tráfico interinsular de pasajeros en el 70% para pasajeros residentes y no residentes, con fin de conseguir la necesaria estabilidad en el sistema de tasas, al tiempo que se alcanza una solución de consenso que mantiene la posición competitiva de la Autoridad Portuaria tinerfeña, reduciendo en parte las expectativas de ingreso y de inversión que existían para el año 2022.

De igual manera, los responsables de los enclaves tinerfeños estiman que la reducción de tasas al buque y la mercancía hace posible así mismo que el puerto de Tenerife pueda competir para atraer a los grandes buques para reparación naval, al tiempo que permite retener las actuales líneas de trasbordo internacional de contenedores que conectan con el sur de América, norte de Europa y West Africa.

Ya en julio de 2020, la Autoridad Portuaria de Tenerife acordó por unanimidad la reducción de los coeficientes correctores de la tasa al buque y la mercancía.

Sin embargo, el pasado noviembre se propuso la convocatoria de una sesión extraordinaria para aumentar las bonificaciones al tráfico interinsular de pasajeros nuevamente hasta el 80%, sobre la base de que «son altamente perjudiciales para nuestros puertos».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px