Hanjing Shipping aumenta sus servicios con el Mediterráneo oriental

Las navieras aplican GRIs para octubre por la quiebra de Hanjin.

La suspensión de pagos de la naviera Hanjin disparará los precios de los envíos de contenedores y generará tiranteces en la cadena de suministro a nivel mundial, según señalan desde iContainers.

A corto plazo, la caída de Hanjin introducirá cambios «drásticos» en el mercado. De hecho, ya se pueden apreciar los efectos. «Se ha producido de repente una reducción de la capacidad de transporte que se traducirá en problema de espacio y subidas de precios en el futuro inmediato». Muchas navieras han anunciado ya un GRI para octubre, explican desde el transitario on-line.

En primer lugar, la situación generada podría afectar a la logística relacionada con las fiestas navideñas, dado que en estas fechas deberían estar llegando a sus destinos en todo el mundo los stocks de productos desde sus puntos de fabricación en Asia.

A este respecto, cabe destacar que empresas como Samsung Electronics, que realizaba más de un 40% de sus envíos a través de este operador, o LG Electronics, que ponía en manos de la naviera hasta el 20% de sus exportaciones, se encuentran entre los fabricantes más afectados.

Los contenedores con artículos de regalo navideños «se encuentran flotando en aguas internacionales a bordo de los barcos de Hanjin estancados en un limbo legal», a la espera de nuevos acontecimientos, señalan desde el transitario.

La compañía también apunta el estado de incertidumbre que se ha instalado en las terminales marítimas, incluidas las españolas de Barcelona, Valencia y Algeciras, derivada de la situación sobrevenida.

“La incertidumbre es absoluta, porque inicialmente las terminales no querían ni tocar los buques de Hanjin por miedo a no cobrar. Aproximadamente la mitad de la flota de Hanjin son buques subalquilados, y en este caso la situación es aún más delicada”, afirman desde el transitario.