La Confederación Española de Transporte de Mercancías, CETM, ha solicitado al Ministerio de Sanidad que se considere a los conductores profesionales como personal prioritario en el Plan de Vacunación del Gobierno.

En este sentido, quieren hacer constar que gracias a las empresas de transporte y sus profesionales se consigue garantizar el abastecimiento de supermercados, hospitales, farmacias y comercios, entre otros.

Sin embargo, el sector está muy expuesto al virus del Covid-19 debido a la movilidad que implica la propia actividad del transporte de mercancías, un problema que se acrecienta por la actitud de muchos cargadores, que exigen a los conductores que realicen ellos mismos las labores de carga y descarga.

A esto se añade que cada vez son más los países europeos que están imponiendo nuevos requisitos a los profesionales del transporte para ejercer su actividad en el territorio, lo que supone más retrasos y esperas.

A juzgar por todo lo expuesto anteriormente, la CETM cree que la cadena de suministro correría un gran peligro si empiezan a escasear los conductores con motivo de los contagios, un problema que ha trasladado a Sanidad para que sea tenido en cuenta.

Su petición se suma a la de Fenadismer, que considera que el colectivo presenta una mayor exposición a la enfermedad y transmisión, y cree que deberían seguirse las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y priorizar la vacunación de los trabajadores esenciales.