Frontera entre Portugal y España

Portugal no ha aplicado correctamente el Reglamento CE 1071/2009.

La Comisión Europea ha decidido llevar a la República Checa, Luxemburgo y Portugal ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El motivo es que no han establecido los registros electrónicos nacionales para las empresas de transporte por carretera y/o no los han relacionado con los registros electrónicos de otros Estados Miembros de la UE.

El Reglamento CE 1071/2009, en su artículo 16, obliga a los países europeos a establecer un registro electrónico nacional de las empresas de transporte por carretera que han sido autorizadas por una autoridad nacional competente, requiriendo a su vez que estos queden conectados entre si.

Los países europeos deberían haber adoptado esta disposición antes del 31 de diciembre de 2012, algo que no han cumplido República Checa, Luxemburgo y Portugal, razón por la que ahora deben ser juzgados por el TJUE.

La interconexión de los registros nacionales se hace necesaria para facilitar el flujo de información entre los Estados miembros sobre las posibles infracciones cometidas por empresas que realicen transporte internacional, como pueden ser no cumplir los tiempos de conducción y descanso establecidos o manipular el tacógrafo.

Para la Comisión Europea, la transparencia constituye la piedra angular sobre la que ha de construirse el mercado interior del transporte por carretera y contribuye hacer más seguras las carreteras europeas.