La Comisión Europea ha enviado una carta de emplazamiento a las autoridades españolas, para pedirles que traspongan al ordenamiento jurídico español correctamente la legislación de la Unión Europea que establece un espacio ferroviario europeo único.

Las autoridades europeas consideran que el marco reglamentario ferroviario en España incumple una serie de disposiciones de la Directiva que establece un espacio ferroviario europeo único, relacionadas, entre otros aspectos, con las competencias y los recursos del organismo regulador, la independencia de gestión del administrador de infraestructuras, especialmente en lo que respecta a la fijación de los cánones por la utilización de infraestructuras, y la independencia de Renfe como operador ferroviario estatal.

De igual modo, la Comisión también ha detectado deficiencias en la adjudicación de la capacidad de infraestructura, que deberá realizarse en condiciones equitativas, no discriminatorias y transparentes, y en el sistema de cánones por la utilización de infraestructuras, que, de igual modo, también tiene que evitar cualquier discriminación y debe fijarse con total independencia por el administrador de la infraestructura ferroviaria.

El colegio europeo de comisarios da, con esta comunicación, dos meses para responder a los argumentos planteados por la Comisión antes de que la institución decida enviar un dictamen motivado que podría derivar en la apertura de un procedimiento ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.