En su comunicación para el establecimiento de ‘carriles verdes’ para el transporte de mercancías en la crisis sanitaria, la Comisión Europea también hace una serie de recomendaciones de salud e higiene a los conductores profesionales.

Este colectivo se considera un elemento esencial para el mantenimiento del abastecimiento a la población de la Unión en momentos especialmente difíciles.

Especialmente reseñables son, en estos momentos en que parece que vuelve a resurgir el debate sobre a quién corresponde realizar las labores de carga y descarga, sus precisiones sobre el papel de los conductores en estas actividades.

En este sentido, el colegio europeo de comisarios recomienda que «los conductores deberán permanecer, en la medida en que sea posible, en la cabina del camión mientras permanecen en áreas de carga y descarga».

Así mismo, la Comisión determina que «las actividades de carga y descarga deberán ser realizadas, siempre que sea posible, por el personal propio de la empresa que reciba o expida las mercancías».

Además, en el caso de supervisión de la estiba, la comunicación estipula que «los conductores deberán permanecer a distancia mínima de seguridad de otro personal y llevar equipo de protección que incluya guantes».

De igual manera, la Comisión también recomienda el uso de documentación electrónica para la mercancía, que deberá ser enviada de antemano.

Para el caso de que deba manipularse documentación en papel se pide que se utilicen guantes y líquido desinfectante, así como se laven las manos las personas que hayan estado en contacto con los documentos inmediatamente después de manejarlos.