La Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid ha presentado el Plan de Inspección 2022, con el objetivo de que los servicios de transporte que se desarrollan en la región se presten con unos elevados estándares de calidad y seguridad.

A lo largo del año, se revisarán cerca de 100.000 vehículos, de los cuales al menos 48.000 se controlarán en ruta, 15.000 de manera telemática y 10.000 en pesaje, así como a más de 1.000 empresas del sector.

En las actuaciones en carretera, se hará especial hincapié en el exceso de peso de los vehículos de mercancías para evitar daños en las infraestructuras y por el peligro que suponen para la seguridad vial.

Asimismo, se vigilará el traslado de mercancías peligrosas y perecederas, el transporte internacional y el de cabotaje realizado por transportistas no residentes, incidiendo en el control de las llamadas empresas buzón.

En lo que se refiere a los datos de 2021, se han inspeccionado 81.989 vehículos de transporte por carretera en Madrid. De estas inspecciones, 68.507 se produjeron en carretera, y 13.482 en empresas del sector.

En total, se han resuelto 20.950 expedientes sancionadores en la materia y se han iniciado 19.569 nuevos, con un resultado de 11.819 vehículos denunciados, 589 inmovilizados y 2.672 empresas inspeccionadas.

Los controles extraordinarios dejan un balance de 609 vehículos que portaban sustancias peligrosas, de los que han sido denunciados 117, otros 5.351 de mercancía perecedera, de los que se ha multado a 336, y 7.961 para el control de pesaje, de los que 1.536 han sido sancionados. También se ha realizado el control telemático de más de 19.000 de ellos.

Además, se han realizado otras inspecciones, en coordinación con el Ministerio de Transportes, en las que se han revisado 2.211 vehículos y se ha denunciado a 579. Por otro lado, la Comunidad de Madrid analizó 134.235 jornadas de conducción y ha realizado 14 nuevas acciones formativas a 100 agentes.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px