Pese a la incertidumbre que azota el panorama internacional, la contracción de los flujos internacionales de capital ha provocado una ligera caída de la conectividad mundial en el pasado 2018, según certifica el Indice Global de Conectividad de DHL.

En este mismo sentido, el informe refleja que, independientemente de los fuertes vientos en contra en la geopolítica y el comercio mundial, la conectividad en el planeta se ha mantenido cerca de su máximo histórico de 2017.

En general, los intercambios comerciales se han mantenido durante las primeras etapas de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en 2018, aunque su intensidad ha remitido en 2019, de tal modo que en el primer semestre de este año ha caído la proporción de la producción mundial comercializada a través de las fronteras nacionales.

A tenor de las previsiones que maneja el estudio de DHL la intensidad del comercio sólo registrará un moderado descenso hasta 2020, dado que el retroceso en la conectividad global se ha debido principalmente a la disminución de los flujos internacionales de capital, en particular la inversión extranjera directa y las inversiones accionariales de cartera, y, aunque los primeros datos sobre los flujos de capital para 2019 sugieren cierta estabilización, sigue siendo difícil lograr una sólida recuperación de las inversiones.

Por otra parte, el Índice Global de Conectividad de DHL certifica que la globalización de las corrientes de información sigue avanzando y, en este mismo sentido, los flujos globales de personas también siguen avanzando, con unos datos de migración internacional al alza.

Sin embargo, el aumento de las barreras y la incertidumbre respecto a la liberalización futura están empezando a acarrear costos considerables.

A pesar de los riesgos, el trabajo de DHL avanza que si se abandonara el proceso globalización iniciado hace medio siglo, el mundo quedaría con menos capacidad para abordar los serios desafíos a que enfrentan muchos países, por lo que considera esencial seguir adelante con el progreso de la conectividad global.