En 2019, la contratación logística ha llegado a los 556.239 m² en el mercado madrileño, lo que supone un descenso del 41% respecto al ejercicio anterior, cuando se alcanzó un máximo histórico, al situarse en 936.045 m².

En este caso, las operaciones registradas son también de menor tamaño, según explican desde BNP Paribas, pues se han firmado solamente tres contratos por superficies de más de 30.000 m², frente a las nueve de 2018. El número total de operaciones asciende a 49, muy por debajo de las 77 que se cerraron entonces, lo que indica un descenso en la demanda.

De esta cantidad, nueve corresponden al último trimestre del año, cuando se han alcanzado los 123.363 m², siendo la superficie media de los proyectos 13.707 m². La operación más destacada ha sido la de Mercadona en el polígono Los Gavilanes de Getafe, de 46.960 m², aunque el Corredor del Henares sigue siendo el eje más demandado por los usuarios.

El 58% de la superficie contratada se concentra en esta zona, mientras que el 41% se encuentra en la zona sur, entre los ejes A-4 y A-42. Los usuarios siguen apostando por el arco local, con el 57% de las operaciones y el 40% de la demanda anual, mientras el arco nacional es el que más superficie aglutina, con el 46% de la demanda y el 29% de nuevos contratos.

En lo que respecta a las rentas, se han mantenido en los mismos niveles de 2018. La renta prime ha cerrado el año en los 6,2 euros /m²/mes, aunque la media del mercado se encuentra en los 4,4 euros/m²/mes.

Inversión

Actualmente, el parque logístico madrileño se acerca a los 9.500.000 m², con una tasa de ocupación cercana al 95%, aunque en los próximos 18 meses, se incorporarán más de 1.013.500 m². La tasa de disponibilidad se sitúa en el 5,57% y el interés de los inversores sigue siendo elevado, con un volumen de 1.853 millones de euros de inversión en 2019, reduciéndose la rentabilidad prime hasta el 4,90% en el cuarto trimestre.

En cuanto a las perspectivas para 2020, desde BNP Paribas indican que existen demandas de medianas y grandes superficies que se firmarán en los próximos meses, mientras los inversores continúan comprando suelo para el desarrollo de nuevos proyectos.