Los problemas en la cadena de suministro global están empezando a afectar a la producción de principios activos farmacéuticos, según Feique.

Además de las dificultades respecto de las materias primas, el sector se enfrenta también a otros graves problemas que ponen en riesgo su producción, como grandes retrasos en los plazos de entrega de los materiales, aumento de los costes logísticos e incrementos antes nunca vistos de los precios de la energía.

Feique alerta de que las dificultades para la producción con que se están encontrando los fabricantes de principios activos, primer eslabón en la producción de medicamentos, puede provocar el desabastecimiento de ciertos medicamentos esenciales debido a que el alto sobrecoste de su fabricación actual no puede repercutirse en un mercado de precios regulado.

En este mismo sentido, la patronal señala que «aunque la situación de un posible desabastecimiento pueda estar controlada a corto plazo gracias a las inversiones de las empresas a través de aumentos de stocks y asunción de los incrementos de costes de transporte, la merma de beneficios año tras año, de persistir esta situación en el tiempo, podrían generar situaciones de desabastecimiento de ciertos principios activos y medicamentos esenciales en España y Europa».

Se calcula que un 65% de los insumos farmacéuticos, equipos e instalaciones provienen de China, país que tiene en marcha nuevas restricciones ambientales y de uso de la energía, lo que estaría provocando incrementos los costes de materias primas básicas para producir principios activos farmacéuticos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px