La crisis sanitaria ya está produciendo cambios en las cadenas de suministro internacionales, en una etapa de transición en la que las empresas intentan adaptarse a los cambios que seguirá provocando la pandemia en las relaciones comerciales internacionales.

Según un reciente estudio de DHL, lo primero que se percibe es el desigual impacto de la crisis en cada segmento de actividad, lo que implicará diferentes velocidades en la recuperación.

En términos generales, el trabajo estima que los principales efectos de la crisis sanitaria se dejan ver en cuatro niveles diferentes, como son la resiliencia de las cadenas de suministro, la demanda, el transporte y el almacenamiento y los puestos de trabajo.

Más dispersión geográfica

El análisis concluye que las cadenas de suministro tenderán a ser más resistentes, en un escenario en el que los centros de producción, almacenamiento y abastecimiento estarán más dispersos geográficamente, ya que una de las enseñanzas principales que dja la crisis es que su concentración dificulta el suministro en momentos de especial necesidad.

Así mismo, esta situación llevará a los profesionales de la gestión logística a extremar el control sobre los proveedores en un marco de demanda volátil y de cambios en los hábitos de consumo, lo que incrementa la necesidad de contar con flujos de transporte y redes de almacenamiento flexibles y diversificados que tengan en cuenta también el importante crecimiento que mantendrá el canal on-line.

Finalmente, por lo que respecta a las áreas de trabajo, el coronavirus deja nuevas necesidades de salud e higiene que implicará cambios tanto en los almacenes como en las oficinas, donde el teletrabajo se generalizará.

Con más detalle, los procesos de almacén deben adaptarse a nuevas condiciones de trabajo, como sistemas unidireccionales, reformas en las áreas de picking y en las zonas de embalaje.

En definitiva, la cadena de suministro se irá transformando para ganar resiliencia través de una gestión del riesgo integral, al tiempo que se incrementa la apuesta por la transformación digital y la automatización.