frontera Francia Guipúzcoa atasco retención

Guitrans calcula que por Biriatou pasan a diario más de 10.000 camiones.

Dice algún transportista que al sector se le está poniendo cara de ‘pagafantas’, esos personajes que, como en la película del mismo título del director guipuzcoano Borja Cobeaga, mansamente apoquinan la consumición de su pretendida pareja, para que esta se vaya, después, con alguna otra persona.

Según los cálculos de Guitrans, la reciente cumbre de las siete economías más importantes del planeta celebrada el pasado fin de semana en la localidad francesa de Biarrtiz le ha costado al transporte español, así de entrada y sin contar con otros perjuicios asociados, unos cuatro millones de euros.

La asociación de transportistas guipuzcoanos hace una simple cuenta, estimando que la intensidad media diaria de vehículos pesados en el paso fronterizo Biriatou supera los 10.000.

Además, a esta cifra le ha aplicado 55 euros por camión y hora de retraso en el paso de la frontera, cifra que la Comisión Europea calcula que las demoras causan a los vehículos pesados, y le sale un cifra que se acerca a los cuatro millones de euros en pérdidas para el sector solo en la espera.

Junto con esta cantidad, Guitrans cree que también debería valorarse el impacto de comenzar la semana de trabajo casi un día después y las retenciones posteriores a las seis de la tarde del lunes 26 de agosto, aunque finalmente la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco flexibilizó algo las prohibiciones de tránsito para vehículos pesados.