e-commerce tienda pedido om-line

La falta de digitalización en el retail puede hacer que los clientes se centren en el canal on-line.

Un 85% de los retailers estadounidenses no ha completado el proceso de digitalización para obtener una visibilidad completa de su cadena de suministro, según un reciente estudio dado a conocer este mismo mes por Gravity Supply Chain Solutions.

Sin embargo, el informe también señala que un 60% de los directivos del sector retail norteamericano consideran que la digitalización es un elemento clave para la competitividad de sus empresas.

Por lo que respecta a los principales motivos que impiden mayores avances en la digitalización de la gestión logística, el coste supone la principal pega para un 50% de los encuestados, mientras que otro 26% también expresa sus temores a que los gastos en digitalización no generen un retorno de las inversiones suficiente para justificar los costes.

Este estancamiento en los avances hacia un entorno digital en el sector retail puede provocar un desencanto en los clientes que ven cómo en el canal on-line existe una atención más personalizada y eficiente.

En sentido contrario, entre las principales ventajas que puede aportar la digitalización de la cadena de suministro están relacionadas con una reducción de los costes operativos, un incremento de los márgenes empresariales y un aumento de la satisfacción del cliente.

Adicionalmente, tres cuartas partes de las empresas norteamericanas de retail que implantado programas de digitalización de sus cadenas de suministro reportan que el principal beneficio que han obtenido está relacionado con una mayor flexibilidad y rapidez a la hora de tomar decisiones empresariales que les permitan adaptarse al mercado.