La administración guipuzcoana continúa avanzando en la implantación, que está previsto que esté finalizada y en funcionamiento a partir de enero de 2018, del nuevo peaje para los camiones que transitan por la N-I entre Madrid e Irún y por la A-15 entre Navarra y Guipúzcoa. Para ello, ha instalado tres pórticos de control para el pago en el puerto de Echegárate, en el entronque de la A-15 con la N-I y en la frontera de Irún.

Los principales afectados, según denuncia la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, serán los más de 6.000 transportistas de larga distancia que utilizan dichas vías a diario como tránsito obligado hacia el resto de Europa.

La Diputación de Guipúzcoa ha publicado en internet una web explicativa del nuevo sistema del peaje para camiones, que responde, según se indica “al reparto del coste de mantenimiento de las infraestructuras» entre la administración guipuzcoana y los vehículos de transporte de mercancías que utilizan estas dos carreteras de gran capacidad.

A este respecto, desde la Federación alegan que los transportistas «ya sufragan sobradamente vía impuesto de hidrocarburos» el mantenimiento de las carreteras y recalcan que en 2017 se han recaudado más de 260 millones de euros de este modo, que contrastan con los «apenas 15 millones de euros destinados al mantenimiento de las carreteras generales«.

Recargos y multas

La nueva web explica también que el funcionamiento del nuevo sistema permitirá la utilización del dispositivo Vía T para el pago del peaje. Para el resto de transportistas, los pórticos registrarán la matrícula del vehículo, obligándole a inscribirse en el nuevo sistema en 24 horas.

En caso contrario, tendrá un recargo del 20%, y si transcurridos dos meses no se ha procedido al pago, la Diputación incoará un procedimiento sancionador, con multa entre 150 y 1999 euros.

Sin embargo, la página, tal y como recalca Fenadismer, no incluye el importe de los peajes a abonar, ya que a fecha de hoy aún no han sido aprobados por la Diputación de Guipúzcoa, aunque se estima que el importe final por transitar por toda la vía se sitúe en torno a 10 euros por trayecto.