camiones en el puerto de Bilbao

Esta medida se une a la puesta en marcha del sistema de preavisos en los accesos y salidas del puerto de Bilbao a través de la Variante Sur Metropolitana de la AP-8.

En este sentido, con el fin de atender el incremento que viene registrando el enclave vizcaíno en el tráfico de piezas especiales, el puerto quiere que se dote a la N-240 de algunos apartaderos donde puedan parar los transportes especiales para permitir el adelantamiento de otros vehículos, así como también en caso de necesidad o avería, con financiación a cargo de la Autoridad Portuaria y un valor estimado de unos 500.000 euros.

Esta medida se une a la puesta en marcha del sistema de preavisos en los accesos y salidas del transporte de mercancías en el puerto de Bilbao a través de la Variante Sur Metropolitana de la AP-8 que dio comienzo a mediados de 2018, las obras de adecuación de los túneles de Mamariga, en la N-644, que arrancaron a mediados de septiembre del año pasado.

Por lo que respecta a las tierras para rellenos, el puerto bilbaíno podrá aprovechar para las obras de la primera fase del Espigón central los materiales que se extraigan de la Variante Sur Metropolitana, los accesos al Parque Tecnológico de la margen izquierda de la ría, así como de la excavación del subfluvial de Lamiaco.