La Eurozona perderá un 7,7% de su PIB en 2023 por la crisis en la cadena de suministro

La Eurozona perderá un 7,7% de su PIB en 2023 por la crisis en la cadena de suministro, en una situación que podría verse agravada por la evolución de la invasión rusa de Ucrania.

Martes, 24/05/2022 por CdS

Segú Accenture, la escasez en el suministro de componentes electrónicos permanecerá hasta 2023.

Las sucesivas rupturas que están viviendo las cadenas de suministro en los dos últimos años y la invasión rusa de Ucrania podrían provocar pérdidas por valor de 920.000 millones de euros en el Producto Interior Bruto de la Eurozona durante 2023.

Esta reducción de la riqueza en Europa equivale, según un informe de Accenture publicado durante la reunión anual del Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos, un recorte de un 7,7% del PIB de la Eurozona para el año que viene.

En este mismo sentido, el trabajo apunta que la escasez de semiconductores persistirá hasta 2023, mientras que la incierta evolución del teatro de operaciones en Ucrania marcará el impacto de la invasión rusa, generando en todo caso unas pérdidas de hasta 318.000 millones de euros este año y de 602.000 millones de euros para 2023.

Por otra parte, el análisis de la consultora calcula que hasta el 30% del valor añadido total de la Eurozona depende del funcionamiento de las cadenas de suministro transfronterizas, por lo que resolver los problemas de la cadena de suministro será fundamental para la competitividad y el crecimiento en Europa.

Con el fin de conseguir solucionar los problemas logísticos, Accenture apunta a una reinvención de las cadenas de suministro globales centradas en la resiliencia y la agilidad para responder a la incertidumbre, lo que, además, implica una transformación de procesos lineales para pasar a procesos circulares de circuito cerrado que minimicen el desperdicio.