La crisis sanitaria está haciendo enloquecer al mercado de transporte no solo en España, sino también en todo el continente europeo, con un fuerte aumento de la oferta de transporte que está provocando una incipiente guerra de precios.

De igual manera, otro de los efectos que está teniendo la pandemia sobre el sector es, como refiere la asociación murciana Froet, la ausencia de viajes de retorno, circunstancia que podría poner en riesgo las exportaciones españolas y el abastecimiento en general de la población del país.

En concreto, los camiones, tanto de transporte nacional como internacional, están regresando de vacío, sin poder repercutir los costes a los clientes, lo que está causando pérdidas a los transportistas.

Así pues, según el secretario general de la organización murciana, Manuel Pérezcarro, “si se mantiene esta situación y los precios no se incrementan de manera que, al menos, se cubran los costes de rodar sin carga, las empresas no tendrán más alternativa que parar sus vehículos y hacer regulaciones de empleo.

La patronal murciana estima que, en condiciones normales, los kilómetros realizados en vacío por un camión no superan, de media, un 10% de su kilometraje total.

Sin embargo, ahora, este porcentaje de kilómetros circulados sin carga alcanza el 50%, ya que la mitad del viaje se va con carga y la otra mitad de vacío.

Ante esta situación, Froet hace «un llamamiento a cargadores y administraciones para que tengan en cuenta esta situación y se adopten con urgencia las medidas reclamadas o de lo contrario cabe el riesgo de que las empresas de transporte no puedan seguir prestando servicios».