La familia Fernández Somoza vuelve a la primera línea de gestión de la paquetera, tras la salida del accionariado de Luis Fernández Somoza, con la toma de la mayoría del accionariado en la paquetera TDN, desplazando de la gestión a Carlos Francisco Aremayo, que, a su vez, ha salido de los órganos de administración de la empresa fundada en 1983.

La entrada se ha concretado a través de una ampliación de capital realizada en noviembre, por un valor suscrito y desembolsado de 160.183,80 euros, para colocar su resultante suscrito y desembolsado final en los 228.834 euros. Este cambio implica una modificación del equilibrio accionarial que tenía el operador hasta el momento.

A este respecto, el Boletín Oficial del Registro Mercantil del 18 de diciembre, confirma dicho movimiento con la publicación del cese de los anteriores administradores solidarios de la sociedad, Carlos Francisco Aremayo y Josefa Baeza Hernández, así como el nombramiento, en su lugar, de Susana y Belén Fernández Paradela como nuevas administradoras solidarias de la mercantil, con fecha de 11 de diciembre.

Susana y Belén Fernández Paradela son hijas de Luis Fernández Somoza, fundador de Transportes Azkar, hasta su venta a la alemana Dascher, y también de TDN conjuntamente con Francisco Aremayo y Gustavo Prieto.

A esta circunstancia se une la salida de David Moreno como director general de la empresa, que tuvo lugar a principios de noviembre, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil del 27 de noviembre, con efectos desde el día 16 de ese mismo mes.

Se da la circunstancia de que en el mes de mayo de 2017  falleció Gustavo Prieto Hernández, ex director general de TDN y cofundador de la compañía en 1983 junto con Aremayo y Fernández Somoza. Su fallecimiento precedió en pocas semanas, la salida de su hijo Gustavo Prieto Navarro, que hasta mayo ejerció de director de operaciones.

Aremayo, accionista general de la paquetera que había vendido Transerra al grupo Ducross, ya quiso vender la empresa antes de la crisis, pero la operación no llegó a concretarse. Posteriormente, Aremayo fundaría Lodis, que acabó fusionando con TDN.

Tras la crisis y sucesivas reestructuraciones y EREs, en 2016 se acometió una reordenación ya con David Moreno como director general, con nuevos servicios para captar clientes y retomar crecimientos, pero ahora el cambio en el accionariado, ha ocasionado la salida del directivo.