La gamificación, clave para motivar e inspirar a los empleados del almacén

En el sector de la logística y la cadena de suministro, es esencial establecer prácticas dinámicas que involucren a trabajadores y supervisores.

Miércoles, 14/09/2022 por CdS

Es básico dar a los empleados más visibilidad sobre su rendimiento.

La satisfacción laboral es un estado de evaluación subjetiva que experimenta la persona en su entorno profesional cuando se siente realizado y valorado. Se puede medir con valores como el reconocimiento, el ‘feedback‘, las relaciones con los cargos superiores o la alineación con los valores de la empresa.

Esta sensación afecta directamente a su rendimiento y a la eficiencia de la compañía, por lo que ayudar a los trabajadores a sentirse cómodos y satisfechos será clave para que rindan al máximo. En este contexto, Manhattan Associates ha desarrollado diferentes soluciones para motivar e inspirar a los empleados.

En el sector de la logística y la cadena de suministro, es esencial establecer prácticas dinámicas que involucren a trabajadores y supervisores para dar lugar a una mejor cultura de almacén y una mano de obra más fuerte.

Las empresas necesitan involucrar a los empleados convirtiendo los datos y procesos diarios en algo que empodere y entretenga, y esto se puede llevar a cabo a través de programas de reconocimiento del éxito y juegos interactivos.

Tener acceso en tiempo real a los datos de rendimiento del equipo permite a los supervisores interactuar con los trabajadores, aumentando la eficiencia y resolviendo los problemas de forma proactiva.

Esta integración de la gestión del equipo y los datos laborales se puede llevar a cabo a través de la gamificación: el uso de dispositivos tecnológicos táctiles y dinámicos, que permiten que el flujo diario de trabajo quede unificado y funcione sin fisuras.

A través de dichas pantallas, se pueden establecer retos de rendimiento y producción o recompensas por logros. En el caso de Manhattan Active Warehouse Management, la gamificación se implementa para motivar a los trabajadores, que consiguen puntos que pueden canjear por premios o reconocimientos en un ‘marketplace‘.

Este sistema no pretende sustituir la interacción entre supervisor y trabajador, sino que trata de ayudar a los supervisores a proporcionar comentarios útiles y valiosos a los empleados, de manera más oportuna y automatizada.

Otro punto que cobra mucha importancia es la gestión de la información, pues es básico dar a los empleados más visibilidad sobre su rendimiento. Existen soluciones tecnológicas que contactan de manera periódica con los trabajadores, proporcionándoles datos sobre su rendimiento, su posición y su desempeño.