control de la DGT a furgonetas

Los agentes han denunciado a 715 conductores que circulaban a una velocidad superior a la permitida, mientras que 834 no tenían la ITV en regla.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha detectado durante su última campaña de vigilancia, que ha durado cuatro días, a un total de 116 conductores de furgonetas conduciendo con presencia de alcohol o drogas en el organismo. En concreto, 27 de ellos han dado positivo a alcohol y 89 en diferentes tipos de drogas.

Hasta 65.028 conductores de furgonetas han sido sometidos a estos controles, de los que 3.687 han sido denunciados por infringir alguna norma relacionada con el tráfico y la seguridad vial, lo que supone el 5,6%. En este sentido, conviene apuntar que 282 ocupantes han sido denunciados por no llevar puesto el cinturón de seguridad.

En cuanto a los límites de velocidad, los agentes han denunciado a 715 conductores que circulaban a una velocidad superior a la permitida, mientras que otros 834 no tenían la ITV en regla. Además, 115 conductores estaban utilizando neumáticos en mal estado y se han tenido que inmovilizar 171 furgonetas porque no reunían las condiciones mínimas para la circulación.

Durante la campaña, también se ha controlado el peso y distribución de la carga. Como resultado, se ha denunciado a 407 conductores por exceso de peso en el vehículo y a otros 136 por una disposición incorrecta de la carga. Respecto a la documentación, tanto del vehículo como del conductor, se han interpuesto 351 denuncias, 80 de las cuales están relacionadas con la falta del seguro obligatorio.