En el marco de la operación Burlao, que lleva a cabo junto a la Agencia Tributaria, la Guardia Civil ha detenido a una veintena de personas en España pertenecientes a una organización criminal dedicada al fraude masivo en el pago del IVA de hidrocarburos y metales preciosos.

Los implicados, que podrían haber defraudado más 20 millones de euros, se apropiaban las cuotas de IVA que los mayoristas de hidrocarburos debían ingresar tras vender los carburantes a las gasolineras. Dado que son mayoristas, esas empresas no soportan el impuesto indirecto, pero sí lo repercuten a sus clientes.

Además, la apropiación de las cuotas les permitía vender el producto a los minoristas a precios inferiores, lo que supone también una competencia desleal.

Se han llevado a cabo un total de 21 registros en siete provincias españolas, además de otros tres en Italia y uno en Portugal, donde se ha detenido a otras dos personas. No obstante, no se descartan por el momento nuevas actuaciones.

Hace unas semanas, la Agencia Tributaria ya desarticuló una organización que había defraudado más de 24 millones de euros en el IVA de productos petrolíferos, informáticos y electrónicos, con un ‘modus operandi‘ muy similar.