Tras tener conocimiento de la presentación por parte de los sindicatos de estibadores ELA, Kaia B.E.S, LAB, Coordinadora y UGT de un preaviso de huelga en el puerto de Bilbao, la Autoridad Vasca de la Competencia ha contactado con ellos para solicitar que su actuación “no afecte a cuestiones que puedan impedir, restringir o falsear la competencia”.

El paro, que está previsto realizar entre el 9 y el 25 de octubre, afectará a la totalidad de las empresas estibadoras que realizan servicios portuarios de manipulación de mercancías y/o servicios comerciales vinculados que realizan los estibadores portuarios, así como a cualquier otro trabajador que realice estas actividades y a la Sociedad de Estiba y Desestiba del puerto, Bilboestiba.

A diferencia de la huelga desconvocada en agosto, no está relacionada únicamente con las labores de la estiba, sino también con otros servicios comerciales y trabajadores fuera de este ámbito, lo que puede tener importantes implicaciones desde el punto de vista de la competencia.

Desde el respeto a la función de los sindicatos y sin entrar a valorar los motivos alegados, la Autoridad Vasca de la Competencia explica que “los convenios colectivos entre representantes de empresas y trabajadores no quedan automáticamente excluidos de la aplicación de las normas de competencia y de las normas del Tratado de Funcionamiento de la UE sobre libertad de establecimiento y libre prestación de servicios”.

Asimismo, el artículo 1.1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional.

Por último, recuerda que recientemente la CNMC ha sancionado por conductas contrarias a la Ley de Defensa de la Competencia a Anesco, CCOO, Coordinadora, CIG, ELA, LAB y UGT.