El papel de la tecnologia en la logistica

La demanda de puestos de trabajo relacionados con la Industria 4.0 seguirá creciendo hasta 2025.

Automatización, inteligencia artificial, Big Data y el internet de las cosas están cambiando radicalmente la gestión empresarial en todos los aspectos.

La llegada de la Industria 4.0 y el creciente proceso de transformación digital que están viviendo las empresas de todo el mundo también tiene su reflejo en el empleo y la selección de personal.

Según datos de Michael Page, las ofertas de empleo relacionadas con la búsqueda de especialistas en tecnologías relacionadas con la automatización industrial ha aumentado un 50% en el primer semestre de 2017 y, en este sentido, se prevé que la demanda de puestos de trabajo relacionados con la Industria 4.0 seguirá creciendo hasta 2025.

En España, los sectores que presentan un mayor grado de transformación digital son el farmacéutico, la automoción, así como el de alimentación y bebidas, debido especialmente al alto nivel de automatización de sus fábricas.

La utilización de robots colaborativos (cobots) o herramientas de cloud computing se traducen en mejoras de los niveles de productividad, ahorros de costes operativos, mayor flexibilidad y aumentos en la seguridad laboral.

De igual modo, la gestión logística también tendrá que dar respuesta a las nuevas necesidades de la Industria 4.0 y pasar de ser una cadena de suministro a convertirse en un ecosistema logístico, en lo que algunos expertos llaman Cadena de Suministro 4.0.

Profesionales con nuevos perfiles para la Industria 4.0

Michael Page estima que el crecimiento empresarial de entre un 15% y un 25% registrado en los últimos tres años ha generado nuevas necesidades de reclutamiento, especialmente en los perfiles de ingenieros comerciales y en perfiles técnicos, como programadores PLC -Programmable Logic Controller- y jefes de Proyecto para gestionar eficazmente el aumento en el volumen de pedidos.

Así mismo, esta tendencia al alza en la demanda de ingenieros especializados en automatización industrial tiene un impacto positivo en los niveles salariales que se ofrecen en el mercado español, con un incremento medio del 15% en 2017 con relación a 2016.

De igual modo, este cambio en los perfiles profesionales más demandados tiene consecuencias sobre las aptitudes y formación requeridas.

En este sentido, las empresas suelen pedir un mínimo de siete años de experiencia, gran dominio de idiomas, especialmente inglés, francés o alemán- orientación al cliente, buena capacidad de comunicación, autonomía y capacidad de toma de decisiones.

A tenor de las previsiones, Michael Page estima que seguirá incrementándose la demanda de este nuevo tipo de profesionales, aunque persistirá la escasez de candidatos que cumplan los requisitos que piden las empresas.