parets-barcelona

El mercado logístico catalán continuará entre los más activos del país en el medio plazo.

El mercado inmobiliario catalán sigue siendo uno de los más dinámicos de España en diferentes segmentos de actividad, según reflejan las últimas cifras más recientes de inversión de las consultoras inmobiliarias agrupadas en ACI, que, al mismo tiempo, también piden que se garantice la seguridad jurídica en la región, como un elemento clave para que los inversores puedan desarrollar proyectos de forma segura y eficiente.

En el caso de la logística, se están volviendo a registrar cifras récord este ejercicio y se estima que la inversión en este tipo de activos superará los 500 millones de euros al final de este año.

De este modo, el mercado logístico catalán continuará entre los más activos del país en el medio plazo, en un escenario marcado a nivel regional por una acusada escasez de suelo y con rentas que, en consonancia, presionan al alza.

Así mismo, por lo que respecta a otros segmentos inmobiliarios, la inversión en oficinas es uno de los que más interés despierta entre los inversores, muchos de ellos internacionales, con previsiones de un volumen de compras que se situará en el entorno de los 1.300 millones de euros a cierre de año, una cifra que supera la inversión realizada durante todo el 2018, un dato que refleja la capacidad de Cataluña como polo de atracción para actividades comerciales y empresariales.

Por lo que respecta al residencial, la inversión para comercializar viviendas en alquiler va en aumento y se prevé que a medio plazo salgan adelante más proyectos de inmuebles para arrendar, mientras que en el ámbito del retail, la capital catalana continúa entre las 30 ciudades del mundo más atractivas para invertir en estos activos.