La ejecución de la conocida como “Y” vasca ya ha supuesto una inversión de 3.833 millones de euros para el Gobierno de España, que la considera pieza clave de entrada del Corredor Atlántico europeo en el país.

Desde el Ejecutivo se ha recordado el trabajo realizado para aumentar la ejecución del ramal Bilbao-Vitoria y, en concreto, se ha valorado que desde junio de 2018 se han reactivado las inversiones pendientes, con más de 510 millones de euros, y se han tramitado los Estudios Informativos de las nuevas soluciones para ambas capitales vascas.

Sobre la evaluación ambiental de los estudios informativos de Bilbao y Vitoria, la responsable del Ministerio de Transportes, Raquel Sánchez, ha sido tajante a la hora de hablar de la complejidad del proceso, afirmando que no se va a hipotecar la movilidad vasca con una infraestructura que no sea sostenible.

A pesar de todo ello, la ministra ha indicado que confía en que, para Bilbao, pueda haber Declaración de Impacto Ambiental del estudio informativo a principios de 2022, lo que permitirá tramitar la redacción de los proyectos constructivos del túnel de acceso y de la nueva estación, así como concretar los trabajos a encomendar al gobierno vasco.

En el caso de Vitoria, tras suscribir el protocolo con el gobierno autonómico, Diputación Foral y Ayuntamiento, Adif licitará la redacción del proyecto básico que desarrollará el Estudio Informativo, una vez se obtenga la DIA, y que permitirá concretar los trabajos a encomendar al Ejecutivo vasco. Por ello, el Ministerio ya está preparando el pliego para adelantar todo lo posible su licitación.

PGE-2022 de Mitma para el ámbito ferroviario vasco

La ministra ha puesto en valor los más de 414 millones de euros del Ministerio previstos en los Presupuestos Generales del Estado de 2022 para esta comunidad y que servirán para continuar con actuaciones en materia ferroviaria.

Entre ellas, destacan las relativas a las terminales de Júndiz y Lezo, accesos a puertos y, por supuesto, la ejecución de la plataforma de la “Y” vasca. A todo ello habría que añadir los casi 78 millones que se transferirán para el ramal guipuzcoano que está ejecutando el gobierno vasco.