El presidente de la Organización Internacional del Transporte por Carretera, Radu Dinescu, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ante la preocupación por la posibilidad de que la cadena de suministro se fracture durante la crisis del Covid-19.

Pese a que se ha producido una desaceleración de la actividad económica, el transporte de mercancías sigue siendo crucial para garantizar el suministro de material sanitario, medicamentos y alimentos. Sin embargo, los bloqueos fronterizos están obstaculizando la actividad de los transportistas.

Por ello, desde la IRU han reclamado que España siga las directrices de la Comisión Europea e implante los denominados corredores verdes, para reducir los tiempos de espera en las fronteras a 15 minutos. La Organización, que representa a más de 3,5 millones de empresas del sector de todos los Estados Miembros, considera que las largas colas que están teniendo lugar en las fronteras son inadmisibles.

Inspecciones

Dinescu ha pedido que se lleven a cabo acciones concretas para evitar el colapso, y reclama que los controles e inspecciones que se realicen a los profesionales sean proporcionales y se realicen solamente cuando sean necesarios. Además, reclama al Gobierno que dote de protección y pruebas a los trabajadores del sector, y que proporcione instalaciones y áreas de descanso para que puedan llevar a cabo su actividad.

El presidente de la IRU también ha enviado el escrito a los dirigentes del resto de países de la UE y ha brindado su ayuda a la Comisión Europea, así como al Ejecutivo español, para que puedan garantizar que las entregas lleguen a tiempo.

Desde la CETM, comparten su mensaje y recuerdan que es necesario que los Estados Miembros establezcan los mecanismos necesarios para no dañar al sector y lograr que los suministros de alimentos y material sanitario lleguen a tiempo a sus destinos.