puerto-de_huelva_certificacion_medioambiental_iso

Es preciso que la Autoridad Portuaria dé su visto bueno a la nueva planta para continuar avanzando en el proyecto.

La modificación del proyecto de la empresa Villar Mir Energía, VME, para construir una planta logística de Gas Natural Licuado, GNL, en la zona de dominio portuario de Huelva ha dado un gran paso tras comunicar recientemente la Junta de Andalucía que «no se encuentra dentro del grupo de instalaciones que requieren autorización administrativa«.

La empresa había consultado a la administración autonómica sobre la posibilidad de seguir adelante con esta iniciativa y a la vista de su respuesta, solamente es necesario que presente una comunicación responsable de cumplimiento de la normativa vigente y la documentación reglamentaria, tal y como recoge el diario Huelva Información.

La propuesta de instalación supondrá la puesta en funcionamiento de dos tanques con capacidad para 150.000 m³ y la construcción de un nuevo pantalán, trabajos que estarán finalizados en unos tres años una vez se consiga la concesión definitiva.

Luz verde de la Autoridad Portuaria

Para ello, es preciso que la Autoridad Portuaria de Huelva dé luz verde a la nueva planta, después de que denegara a la empresa la concesión original como regasificadora exenta conectada a la red.

De momento, Villar Mir pretende acometer la primera fase de la iniciativa Energas, lo que requerirá una inversión de unos 200 millones de euros, mientras que las dos siguientes se llevarán a cabo una vez obtenidas las autorizaciones y tras la aprobación de los planes de viabilidad.

Además, ha enviado la resolución al puerto onubense para que formalice la concesión de terrenos, junto a un estudio sobre las posibilidades del mercado del GNL en la zona.