El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha mostrado contrario recientemente a que se utilicen las obligaciones del ADR para el transporte de mercancías peligrosas en cisternas, con el fin de endurecer las condiciones medioambientales que tienen que cumplir las estaciones de servicio.

En concreto, el litigio se refiere a las acciones judiciales ejercitadas por un residente de la localidad neerlandesa de Purmerend con objeto de impugnar determinados requisitos incluidos en una autorización medioambiental que se había concedido al operador de una estación de servicio de GLP.

En este caso, en 2016, se impusieron dos requisitos complementarios a la autorización medioambiental para esta instalación, relativos a los vehículos empleados para abastecer de GLP a la estación de servicio.

En el primero se exigía que dichos vehículos contasen con un revestimiento de protección contra el calor y, en el segundo, una manguera de llenado mejorada y, por tanto, más segura, con el fin de aumentar el nivel de seguridad para que la gasolinera pudiera conservar su autorización medioambiental con arreglo a nuevas normas más estrictas que las que le eran aplicables anteriormente.

Sin embargo, el denunciante solicita la anulación de ambos delitos con fundamento en que no son ejecutables por ser contrarios al Derecho de la Unión, con el fin de que se revoque la autorización medioambiental de la estación de servicio de GLP.

En este mismo sentido, el Abogado General estima que el requisito relativo al revestimiento de protección contra el calor y el relativo a la manguera de llenado que se establecen al menos parcialmente por razones de seguridad en el transporte (incluidas la carga y la descarga) van más allá de lo que se exige a un operador de un vehículo cisterna de GLP para poder cumplir los requisitos de la normativa europea y el ADR.

Así mismo, el Abogado considera que el Derecho de la Unión y, en particular, la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, impide que las autoridades administrativas nacionales incluyan requisitos, como los relativos al revestimiento de protección contra el calor o a la manguera de llenado, en una resolución administrativa que concede una autorización medioambiental.