packstation-de-dhl

Es preciso reorganizar la logística en torno al consumidor, que exige entregas más rápidas, personalizadas y eficientes.

La digitalización va a generar en los próximos años la mayor transformación jamás observada en la industria. Esta es una de las principales conclusiones del análisis Logistics Trend Radar de DHL, que revela las tendencias más significativas que podrían afectar al sector logístico entre los próximos cinco y diez años.

El futuro de la logística estará principalmente definido por el foco en el cliente, la sostenibilidad, la tecnología y las personas. Se debe reorganizar la logística en torno al consumidor, que exige entregas más rápidas, personalizadas y eficientes.

La creciente cantidad de artículos que se pueden comprar on-line está impulsando las soluciones de logística omnicanal y el crecimiento de los envíos directos de productos alimenticios o farmacéuticos. Es lo que se conoce como ‘Fresh Chain’ y requerirá importantes innovaciones en el envasado, el almacenamiento y la entrega de los productos.

En lo que respecta a la sostenibilidad, DHL se ha comprometido a alcanzar el objetivo de cero emisiones en 2050. En su informe, incide en la necesidad de apostar por un modelo ‘Green Energy Logistics’, que implica la electrificación de flotas e instalaciones logísticas, y por la contenerización inteligente, con contenedores ecológicos para la última milla.

Es preciso reorganizar la logística en torno al consumidor, que exige entregas más rápidas, personalizadas y eficientes.

En cuanto a la tecnología, permitirá optimizar la relación coste-rendimiento en desarrollos como el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial. También el blockchain podría revolucionar las operaciones, aunque por el momento lograr la aceptación de la industria no está siendo fácil.

Nuevos perfiles profesionales 

La última tendencia que cita el operador hace referencia a las personas, que seguirán siendo el núcleo de la actividad logística. Avances como la robótica o la automatización ayudarán a los operarios en las tareas más competitivas y en las que requieran un mayor esfuerzo, de modo que puedan centrarse en funciones más significativas. 

Los nuevos perfiles profesionales estarán cada vez más enfocados al entorno digital, mientras que los trabajadores de más edad tendrán que adaptarse a las nuevas herramientas tecnológicas mediante la formación adecuada. 

En su informe, DHL destaca algunos de los proyectos que están desarrollando actualmente para adaptarse a estas nuevas necesidades, como las bicicletas eléctricas de carga para la logística urbana, cerraduras inteligentes para la entrega en el hogar, y el uso de Inteligencia Artificial para predecir corrientes y demandas.