El coronavirus ha acelerado numerosos procesos, como el teletrabajo, el pago por uso de los vehículos, la consolidación del e-commerce o la mejora de la distribución urbana de mercancías.

Esto está llevando a las Administración a adoptar nuevas medidas, muchas de ellas en colaboración con la empresa privada, para lograr una movilidad más sostenible, más conectada y más segura.

Así lo ha explicado el director de la DGT, Pere Navarro, durante un encuentro virtual organizado por Kreab y Pons Seguridad Vial, en el que ha afirmado con rotundidad que «el futuro de la movilidad será verde, digital y seguro«.

Por su parte, Mercedes Gómez, directora general de Transporte Terrestre del Ministerio de Transportes, ha señalado que su departamento apostará por una introducción masiva de la digitalización y la tecnología, acompañada de políticas adaptadas a los retos del siglo XXI.

En este sentido, la idea es reorientar las políticas inversoras, en las que la inversión tecnológica tendrá un papel relevante. Mientras, Lola Ortiz, directora general de Planificación e Infraestructuras en Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ha explicado que el impulso de las zonas intermodales es una prioridad en la capital.

En este contexto, el responsable del área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, ha asegurado que es importante racionalizar las medidas en materia de movilidad para poder desarrollar métodos eficaces para desplazar mercancías y personas.