Una vez constituida la empresa que explotará la línea entre el puerto de Vigo y el puerto irlandés de Cork, Atlantic Ferries, la Autoridad Portuaria está acelerando los trámites para la puesta en marcha de la línea en el primer semestre de 2020, posiblemente para Semana Santa.

Durante una misión comercial en Irlanda, la delegación viguesa ha firmado un acuerdo con el presidente y el director del puerto de Cork para el inicio de esta conexión, que servirá al puerto español para importar mercancías, pescado y coches, además de atraer a nuevos viajeros. Por su parte, se exportarán hacia Cork pizarra y granito para la construcción de viviendas, tal y como señalan desde el diario Atlántico.

Tal y como ha señalado el presidente del puerto vigués, Enrique López Veiga, en Irlanda están cada vez más preocupados por la salida de Reino Unido de la Unión Europea y están centrando sus esfuerzos en potenciar sus vínculos con los territorios comunitarios.

En el caso de Vigo, esta línea permitirá a los exportadores irlandeses conectar no solamente con Galicia, sino con Portugal y la meseta, llegando aproximadamente a 12 millones de usuarios potenciales, lo que garantizaría en principio la rentabilidad de la línea. La duración del trayecto será de unas 30 horas y se prevé que incluya un enlace hacia Plymouth, en Reino Unido.