KKR, Round Hill Capital y Pulsar Properties han lanzado una nueva plataforma de inversión en activos logísticos, a través de una ‘joint venture’ denominada Pulsar Iberia Logistics, que ha contado con la intermediación de RPE y la asesoría jurídica de Freshfields Bruckhaus Deringer.

El nuevo instrumento ya ha formalizado la compra de cuatro proyectos de desarrollo logísticos, de los que tres se encuentran en Madrid, mientras que el último está ubicado en Barcelona, al tiempo que continúa la búsqueda de nuevas inversiones logísticas en ubicaciones prime de España y Portugal, con el objetivo de expandir su plataforma logística en el sur de Europa. 

Los cuatro activos logísticos han sido adquiridos y serán desarrollados por Pulsar Properties en áreas bien comunicadas, con gran demanda de alquiler, bajas tasas de desocupación y una oferta muy reducida de naves logísticas y parcelas urbanizables.

La primera de ellas se encuentra en el municipio toledano de Ontígola, en el tercer anillo logístico de la capital, frente a la A4 y próxima a las autovías A5, R4 y R5, y que tiene una superficie bruta de 21.145 m².

Además, en Torija, la ‘joint venture’ desarolla dos naves logísticas de especificaciones técnicas de alta calidad, con una superficie de 33.091 m² y 20.280 m², respectivamente, ubicadas también en el tercer anillo logístico de Madrid con muy buen acceso al centro de la ciudad a través de la A2 y buena conexión con la autovía A1.

Por lo que respecta al área urbana de Barcelona, también está en desarrollo un inmueble en la localidad barcelonesa de Parets del Vallès, frente a la AP-7, en la intersección con la carretera C-17, que tiene una superficie bruta de 19.907 m².