El avance de las obras de acondicionamiento de la N-232 en el Puerto del Querol mejorará la movilidad viaria del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Así lo ha señalado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos

Dado que es un corredor multimodal, actuaciones como esta o los avances que se están desarrollando en la A-68, permitirán sacar el mejor partido de las infraestructuras existentes.

En este caso, Ábalos ha valorado su especial significado en términos de mejora de seguridad, vialidad y conectividad de las comarcas castellonenses del Maestrazgo y de Els Ports, así como la aragonesa del Bajo Aragón.

Los trabajos, ya ejecutados al 75%, cuentan con un presupuesto de 42,3 millones de euros que, junto con asistencias técnicas y expropiaciones, suponen una inversión de casi 46 millones de euros.

Con estas obras, el Ministerio está construyendo una carretera de nuevo trazado que, además de disminuir los tiempos de circulación, mejorará radicalmente la capacidad, funcionalidad y seguridad vial de este itinerario.

Una vez finalicen las obras de estos siete kilómetros de carretera, se reducirá el tiempo de circulación en unos 10 minutos, mejorará la circulación de los vehículos pesados, se eliminará el trazado sinuoso del puerto de montaña y aumentará la seguridad vial, al existir un carril adicional para vehículos lentos, arcenes y bermas.

Con estas obras, Transportes acondiciona el último puerto de montaña que queda en este itinerario de la N-232, mejorando la movilidad a lo largo de este corredor que conecta la Comunidad Valenciana con Aragón y el norte de España, permitiendo una salida rápida al mar desde el interior peninsular.