Durante la primera mitad de 2021, el Grupo Correos ha obtenido un beneficio consolidado de 1,8 millones de euros, con una cifra total de ingresos de 1.163 millones de euros y un Ebitda de 30,6 millones de euros.

La paquetería se consolida así como uno de los motores para el operador postal público, con un incremento de ingresos del 25%, hasta alcanzar los 135 millones de paquetes enviados en los seis primeros meses del año, un 12,6% más que en el primer semestre de 2020.

En este sentido, Correos Express también ha registrado un incremento del importe neto de su cifra de negocios de un 10%, lo que confirma la tendencia al alza que lleva experimentando la filial desde 2019.

Así mismo, la empresa pública estima que otra de las claves del comportamiento positivo de la compañía ha sido la consolidación de su apuesta por el mercado internacional de la logística y la diversificación del negocio, algo que le ha permitido aprovechar la situación de crecimiento del sector, aupado por el auge del comercio electrónico, gracias a su presencia en Portugal o China, toda vez que ambas sociedades creadas en 2019 también han obtenido resultados positivos en este periodo.

Como consecuencia, uno de los principales objetivos de la compañía sigue siendo el de crear un eje logístico que una Asia, Europa e Iberoamérica, considerando la internacionalización como una palanca fundamental para su futuro

Potr otra parte, las inversiones comprometidas por el operador postal público durante la primera mitad del año han ascendido a 88,5 millones de euros, un 66% del presupuesto para todo el ejercicio 2021 y que se han destinado principalmente a adaptación y reforma de oficinas y centros de tratamiento, así como a adquisición de máquinas de clasificación de paquetería.

Destacan, dentro de este importe global, las inversiones en el nuevo centro de tratamiento internacional en el aeropuerto de Barajas, Rampa 7.