Durante el primer trimestre del ejercicio 2021, Correos ha obtenido un beneficio consolidado de 4,7 millones de euros, como consecuencia del crecimiento de los ingresos de explotación en el período de un 12,5%, frente a una menor subida de los gastos de explotación de un 3,2%.

La cifra total de ingresos del primer trimestre del operador postal público supera los 603 millones de euros, con un Ebitda de 20,5 millones de euros, mientras que la cifra de negocios se incrementa en un 15% con respecto al primer trimestre de 2020,  hasta los 574,5 millones de euros, para colocarse en magnitudes similares a las registradas antes de la pandemia.

La paquetería es uno de los motores de la actividad de la compañía, con un incremento de los ingresos en este segmento de un 38% y un volumen trimestral de 70 millones de paquetes, un 25% más que un año antes.

En consecuencia, la cifra de negocio de Correos Express se ha incrementado un 33% anual, dado continuidad a la tendencia al alza que lleva experimentando la filial desde 2019.

La dirección del operador postal estima que la apuesta por el mercado internacional de la logística y la diversificación del negocio han sido claves en su evolución en el período que va de enero a marzo de este año, de tal modo que Correos ha podido aprovechar la situación de crecimiento del sector, aupado por el auge del comercio electrónico, gracias a su presencia en Portugal o China.

Uno de los principales objetivos de la compañía sigue siendo el de crear un eje logístico que una Asia, Europa e Iberoamérica.

Por otra parte, las inversiones del Grupo Correos comprometidas en el primer trimestre del ejercicio han ascendido a 57,2 millones de euros, un 44,4% respecto del presupuesto para todo el ejercicio 2021.