Los datos estadísticos que calculan las cifras de accidentes con víctimas mortales en que están involucrados los camiones son contradictorios, cuando no paradójicos.

Hace unas semanas, la DGT daba el dato de que los vehículos pesados suman un 11% del número total de accidentes con personas fallecidas, hasta sumar un total de 4.302 accidentes con víctimas en las que fallecieron 283 personas, durante 2018.

Sin embargo, esta misma semana, una estadística realizada por Abertis indica que el año pasado, los camiones se han visto involucrados en el 55% de los accidentes mortales que se han producido en la red de autopistas españolas, pese a que, según el Ministerio de Transportes, los vehículos pesados suponen un 17,8% del tráfico total de las vías de alta capacidad.

Es más, los camiones están involucrados en uno de cada cuatro accidentes de todo tipo que se producen en la red de vías de alta capacidad de pago del país.

La estadística de la compañía catalana también determina que existen ciertas conductas, relacionadas con la distracción al volante mayormente, que se pueden mejorar con el objetivo de reducir la siniestralidad con este tipo de vehículo.

Bajas estadísticas de malos comportamientos

En concreto, el estudio concreta, con respecto a la distancia de seguridad entre vehículos, que el 8,4% de los camiones incumple la recomendación de dejar dos segundos de espacio cuando circula detrás de otro camión, mientras que el 6,5% tampoco la respeta cuando se trata de un vehículo ligero quien les precede.

Así mismo, el 99,2% de los camiones que circulan por las autopistas españolas circula por el carril derecho cuando se encuentran en tramos con poco tráfico, aunque en situaciones con mucha densidad de vehículos, el 27,4% utiliza un carril inadecuado.

Además, el análisis de Abertis indica que el 88,9% de los adelantamientos realizados por vehículos pesados señaliza correctamente con el intermitente los adelantamientos, que solo un 3,5% de los camiones tiende a pisar la línea que separa el carril del arcén, e incluso a invadirlo y que un 97,4% de los transportistas usan el cinturón mientras circulan.

De igual manera, un 3,4% de los transportistas circula manipulando el móvil, el navegador, comiendo o fumando en tramos con mucho tráfico, mientras que un 5,6% lo hace en los tramos con poca densidad.

En defnitiva, todas estas bajas cifras de conductas reprobables al volante entre el colectivo de profesionales cuadran mal con el dato de que los camiones están envueltos en el 25% de los accidentes que se han producido durante 2019 en las carreteras españolas y van más en la línea de los datos oficiales de la DGT.

O es esto, o el desvío de camiones a las autopistas de peaje ofrece como resultado un aumento del número de accidentes de los vehículos pesados, precisamente cuando, según datos del Observatorio Europeo de Seguridad Vial,, el número de accidentes en los que están implicados vehículos pesados y autobuses o autocares se ha reducido casi un 50% entre 2007 y 2016.