En el marco de la II Edición de Logistics Spain, que se celebrará en el último trimestre de 2021, se ha celebrado este pasado jueves un webinar sobre ‘La revolución de la logística inteligente‘.

El secretario general de CEOE-Cepyme Guadalajara, Javier Arriola, ha inaugurado la sesión poniendo en valor la ubicación privilegiada de esta provincia, que acogerá en abril de 2022 la primera edición presencial de la feria.

Se trata, ha explicado, de un lugar estratégico para la recepción y captación de inversiones para el sector, que aspira a convertirse en epicentro de la logística internacional, en línea con el gran número de empresas ya instaladas en la provincia.

Posteriormente, ha comenzado el debate, en el que se ha abordado la aplicación de tecnologías como la Inteligencia Artificial o el Internet de las Cosas en el sector de la logística y el transporte.

Estos avances han cambiado la forma de trabajar, dando lugar a la robotización de los almacenes, el desarrollo de etiquetas por radiofrecuencia,o  el uso de geolocalización por GPS de los productos y los sistemas de localización de flotas.

«IoT, Blockchain, Big Data, o super-computación son tecnologías transversales que hay que aplicar de forma mixta para ser más eficientes», ha explicado Juan Miguel Moreno, consejero delegado del operador Booboo, mientras que Tomás García, decano de la Facultad de Tecnología y Ciencia de la Universidad Camilo José Cela, ha recordado que «si no atiendes al cliente por el canal que exige, se va«.

Infraestructura y tecnología

Por su parte, Juan Pérez de Lema, director de Arrastre e Infraestructuras de Seur, se ha referido a las mejoras realizadas en el ámbito tecnológico para su servicio de frío, como la instalación de más de 1.000 dispositivos en este tipo de contenedores para garantizar la trazabilidad de cada producto.

Igualmente, ha puesto en valor el plan de modernización de infraestructuras que está llevando a cabo el operador, con un presupuesto de 250 millones, que ha comenzado con la construcción del hub de Miranda de Ebro, en Burgos.

En estas instalaciones, que permitirán más flexibilidad en la elaboración de planes de transporte, el operador apostará de manera decidida por las nuevas tecnologías. Además, a este desarrollo seguirán otros, de entre 7.000 y 20.000 m² en Valencia, Barcelona, Málaga y Madrid.

El Big Data permite implementar clasificaciones más inteligentes, facilitando el envío a través de líneas alternativas cuando la red se satura o que el destinatario pueda recibir su paquete en una ciudad distinta a la que había solicitado inicialmente. En este sentido, la tecnología para la distribución se llevará gran parte de la inversión prevista.

También seguirá buscando la eficiencia, un asunto de vital importancia para sus objetivos, que pasan por reducir en un 30% las emisiones y conseguir ofrecer en el año 2025 un reparto totalmente ecológico en las 20 ciudades españolas más relevantes de su red, objetivo que alcanzarán en 2022 en Madrid y Barcelona.