La gestión logística parece estar entrando en una nueva era que se dirige hacia las cadenas de suministro 4.0, según Zebra.

La compañía estima que esta etapa está marcada por la irrupción de tecnologías disruptivas como el Internet de las Cosas, la nube, la inteligencia artificial o el aprendizaje automático en los entornos de fabricación y distribución.

A través de este impulso de las nuevas tecnologías se pretenede afrontar operaciones de forma más rápida, eficiente, segura y flexible para responder a las cambiantes demandas de los consumidores.

En este sentido, el fabricante estima que la nueva cadena de suministro 4.0 provocará la creación de fábricas más inteligentes, que aprovechen las ventajas de la conectividad, la analítica en tiempo real y la automatización.

Así mismo, se prevé que una de las claves de esta evolución tecnológica es la integración de etiquetas y lectores de RFID que ayudan a automatizar los procesos de inventario, agilizar los flujos de trabajo y acelerar las líneas de producción.

De igual manera, las soluciones RFID también pueden complementar e integrarse con las nuevas soluciones de visión artificial para aumentar la precisión y fiabilidad de los procesos, así como para conseguir una visibilidad en tiempo real en toda la red.

Esta evolución hacia la cadena de suministro 4.0 podrá aplicarse a multitud de industrias, desde la automoción y la confección hasta la farmacéutica o la alimentación, extendiéndose desde la planta de fabricación y el almacén hasta el transporte y, en última instancia, el punto final de distribución, como los establecimientos minoristas y sanitarios.