El Gobierno de la Rioja lleva a cabo, como parte de su Plan de Inspección de Transportes por Carretera de La Rioja para el año 2021, controles que se realizan de forma continuada, todos los días del año, en el transporte de mercancías y de viajeros principalmente, así como en las estaciones de autobuses, el transporte internacional, y en el ámbito de la formación.

De igual modo, también se desarrollan en la región campañas especiales de control, coordinadas a nivel nacional, para vigilar los excesos de peso en los vehículos, con campañas previstas próximamente para el 6 y 7 octubre, así como del 26 al 28 octubre.

Con esta labor se pretende aumentar la eficacia de la función inspectora, además de combatir la competencia desleal y conseguir un sector ordenado en un entorno de transparencia.

Para ello se controlan la realización de servicios de transporte público al amparo de la correspondiente autorización, la obtención de la capacitación profesional, las cooperativas de trabajo asociado de funcionamiento irregular y el control de las empresas de transporte que no han efectuado el visado de sus autorizaciones en el año 2020.

Además, también se vigila el peso máximo de los vehículos, al respeto de los tiempos de conducción y descanso, al transporte de mercancías peligrosas y perecederas, a las manipulaciones del tacógrafo y del limitador de velocidad y, por último, el control de la documentación del conductor, formación inicial, formación continua y certificado de conductor de terceros países.

En La Rioja se han controlado el año pasado un total de 4.130 vehículos, tanto de viajeros como de mercancías, de los que 1.879 fueron denunciados.

El Gobierno de La Rioja abrió 1.617 expedientes sancionadores el año pasado. De ellos, 217 expedientes por exceso de peso, 68 por mercancías peligrosas o perecederas, 156 por tacógrafo y limitador de velocidad, 40 por carencia de autorización, nueve en el transporte de viajeros, menores o escolares, 919 por incumplimiento de los tiempos de conducción y descanso, 66 por carencia, falta de datos o falsificaciones en hojas de registro, 102 por documentación y 40 por otros motivos relacionados con el transporte internacional, conductores de terceros países o carencia del CAP.