‘Of robots and men in logistics: towards a confident vision of logistics in 2025’que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf en inglés, de 20 páginas y 1,5 Mb).

La robotización de la logística conducirá a la desaparición de varios cientos de miles de empleos no cualificados a lo largo de los próximos 10 años. De hecho, a menos que se lleve a cabo una adecuada preparación para la transición, podrían perderse hasta 1,5 millones de trabajos en la Eurozona.

El sector más afectado por la situación será el comercio y la industria de fabricación, así como sus proveedores de servicios logísticos. Así lo afirma el nuevo estudio de Roland Berger, ‘Of robots and men in logistics: towards a confident vision of logistics in 2025‘.

Sin embargo, mientras que, desde el punto de vista microeconómico, parece inevitable una apuesta por la robotización, los efectos no están tan claros a nivel macroeconómico.

El coste total de un robot está alrededor de los 18 o 20 euros por hora cuando la media para un operario es de 14 o 15 euros por hora.

La compensación de los puestos de trabajo perdidos a través del valor añadido o las exportaciones no es tan evidente en la logística como en otras industrias.

Actualmente, el umbral de coste a partir del cual las soluciones de robótica se convierten en viables se sitúa entre los 100.000 y 110.000 euros por unidad en Europa occidental. También conviene destacar que el coste total de un robot está alrededor de los 18 o 20 euros por hora cuando la media para un operario es de 14 o 15 euros por hora.

No obstante, a largo plazo, el incremento en la productividad, el alargamiento de la vida útil de las soluciones de robótica y la caída en el precio de los equipos inclinarán la balanza a favor de la robotización, mientras el coste por el trabajo humano seguirá aumentando estructuralmente.

Comparativa robots

Las soluciones de robótica costarán menos de 100.000 euros en 2020

Los expertos de Roland Berger predicen que un amplio número de soluciones costarán menos de 100.000 euros en 2020, debido a la aparición de soluciones ‘low-cost‘ desarrolladas por institutos de investigación o proyectos alternativos de ‘start-ups‘.

De hecho, el tiempo esperado para recuperar la inversión en automatización está a punto de bajar de los tres años gracias a las soluciones flexibles y colaborativas de robótica, que están provocando que los operadores reconsideran su forma de organizar el trabajo.

Además, los fabricantes prometen un importante aumento de la productividad en los procesos de ‘picking’ mediante el uso de los robots, que son entre cuatro y seis veces más eficientes que los operarios.

En la práctica, incluso la más avanzada solución de robótica rara vez está totalmente automatizada, puesto que suele haber alguna persona manejando su gestión. Con este sistema de trabajo, se prevé una disminución de los costes de ‘handling’ de entre el 20 y el 40%, un nivel suficiente para financiar la inversión.