El Comité Permanente Fitosanitario de la Unión Europea ha aprobado el tratamiento en frío para la importación de cítricos, después de que una mayoría cualificada de Estados Miembros apoyase esta petición, reclamada por las instituciones valencianas para evitar plagas en los cítricos valencianos.

La medida se aprobará formalmente durante una reunión de los comisarios europeos y entrará en vigor el 20 de junio, antes del inicio de las campañas de importación procedentes de países terceros.

Aunque estaba previsto que la votación sobre el tratamiento en frío tuviera lugar el viernes pasado, la Comisión Europea eliminó ese punto de la agenda en el último momento, según explica EFE, lo que llevó al ministro de Agricultura, Luis Planas, a tratar el tema directamente con la comisaria europea de Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides.

Asimismo, planteó la cuestión durante la reunión de ministros de Agricultura de los Veintisiete celebrada el martes en Bruselas. Planas recuerda que es un producto vulnerable a las plagas procedentes del exterior, como la de la falsa polilla.

No se trata simplemente de aplicar las recomendaciones que publicó el año pasado Agencia de Seguridad Alimentaria, sino de que efectivamente las condiciones de temperatura y transporte de los productos que se importen permitan que en ningún caso exista riesgo de que la falsa polilla sea una amenaza para nuestros cultivos”, ha explicado el ministro.

En este sentido, ha insistido en los últimos días en la obligación de proteger a los agricultores europeos frente a estas amenazas, mediante el establecimiento de requisitos específicos para la importación de productos potencialmente afectados.

Procedimiento

En la presente campaña, la Comisión Europea reclamará a los países donde esté declarada la Thaumatotibia leucotreta, fundamentalmente Sudáfrica y Zimbabwe para las naranjas, un preenfriamiento a 5º en el mismo puerto de salida y un tratamiento durante la travesía en el buque a entre -1 y 2º durante 25 días.

Para 2023 se permitirá elegir entre un tratamiento en frío de entre -1 y 0º durante 16 días u otro a entre -1 y 2º durante 20 días. En ambos casos, siguiendo los modos de hacer habituales, a los operadores se les exigiría un preenfriamiento a 0º y a 2º, respectivamente.

Entre otros muchos requisitos, esta propuesta impondrá el control mediante sensores de los registros de temperatura que deberán estar disponibles y un porcentaje de las partidas serán muestreadas e inspeccionadas.

Por otro lado, dado que el tratamiento de frío en tránsito aprobado se refiere sólo a naranjas, desde Intercitrus seguirán reivindicando extenderlo a mandarinas y pomelos.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110