Las autoridades de Competencia de la Unión Europea no tienen objeciones a la adquisición por parte de FedEx de la holandesa TNT Express por 4.400 millones de euros (5.000 millones de dólares), han informado este pasado martes las compañías, en un comunicado conjunto.

«FedEx y TNT han sido informados por la Comisión Europea que no habrá un comunicado de objeción«, han informado las compañías. Tras estas últimas informaciones, «FedEx y TNT continúan esperando que la oferta se cierre en la primera mitad del año 2016», agregaron las mismas fuentes.

Con una participación en el mercado europeo del 17%, la compañía fusionada será la segunda firma de reparto más grande del continente, por detrás de DHL Deutsche Post, pero por delante de UPS.

El acuerdo también reforzará la posición de FedEx como la tercera más importante en el mundo.

Las acciones de TNT se dispararon un 10%, hasta los 7,55 euros, en el mayor avance en el índice de STOXX Europe 600 Industrial Goods and Services, tras los primeros rumores de que la aprobación de la UE sin condiciones era inminente.

Este ha sido la mayor subida en el precio de las acciones de TNT desde abril, cuando se anunció la compra. De igual forma, la cotización de PostNL, que tiene una participación en torno al 15% de TNT Express, subieron un 8,3%.

Las perspectivas de una reducción en el número de operadores europeos de cuatro a tres, tras el anuncio de compra de TNT por parte de FedEx, dieron lugar a una investigación de la Comisión Europea el 31 de julio, ante las posibles repercusiones de que la fusión supusiera una reducción de la competencia, con el consiguiente aumento de los precios en los envíos internacionales, en el ámbito europeo.