La Comisión Europea ha iniciado esta semana el proceso de elaboración de un conjunto de medidas destinadas, según su criterio, a «mejorar las condiciones laborales en las plataformas digitales y contribuir al crecimiento sostenible de dichas plataformas en la Unión».

La Comisión estima que esta regulación garantizará que las personas que trabajan a través de plataformas digitales puedan disfrutar de los derechos laborales y las prestaciones sociales a los que tienen derecho, al tiempo que les ofrecerá protección con respecto al uso de la gestión algorítmica.

En este sentido, la Comisión ha presentado una Comunicación que establece el enfoque de la Unión y medidas relativas al trabajo en plataformas digitales, una propuesta de Directiva sobre la mejora de las condiciones laborales en las plataformas digitales, con medidas para determinar correctamente la situación laboral de las personas que trabajan a través de plataformas digitales, así como nuevos derechos tanto para los trabajadores como para las personas que trabajan por cuenta propia por lo que respecta a la gestión algorítmica, así como, finalmente, un Proyecto de Directrices que aclaran la aplicación del Derecho de la competencia de la Unión a los convenios colectivos de las personas que trabajan por cuenta propia sin asalariados y que tratan de mejorar sus condiciones laborales.

La Directiva propuesta pretende garantizar que a las personas que trabajan a través de plataformas digitales se les reconozca la situación laboral que corresponde a su modalidad de trabajo real y fija una lista de criterios de control para determinar si los trabajadores de las plataformas son asalariados.

A su vez, se otorga a las plataformas derecho a impugnar esta clasificación, aunque deberán demostrar que no existe una relación laboral.

Controlar los efectos de los algoritmos

Por otra parte, la Directiva aumenta, según la Comisión, la transparencia en el uso de algoritmos por parte de las plataformas digitales, garantiza un seguimiento humano del respeto de las condiciones laborales y da derecho a impugnar las decisiones automatizada, tanto a los trabajadores asalariados como a autónomos.

La propuesta de Directiva presentada por la Comisión, relativa a la mejora de las condiciones laborales en el trabajo en plataformas digitales, será ahora objeto de debate entre el Parlamento Europeo y el Consejo para perfilar su texto definitivo

Posteriormente, y una vez que dicha Directiva haya sido adoptada, los Estados miembro dispondrán de un plazo de dos años para transponerla a sus ordenamientos jurídicos nacionales.

A su vez, el proyecto de Directrices sobre la aplicación del Derecho de la competencia de la Unión se someterá a una consulta pública de ocho semanas de duración para recabar las opiniones de las partes interesadas, tras lo cual dichas Directrices serán adoptadas por la Comisión, con lo que se convertirán en vinculantes para la Comisión en su posterior interpretación y ejecución de las normas en materia de competencia de la Unión.

La Comisión calcula que más de 28 millones de personas en la Unión trabajan a través de plataformas digitales y en 2025, esta cifra podría alcanzar los 43 millones.

La gran mayoría de estas personas son verdaderos autónomos, aunque las autoridades comunitarias cifran en 5,5 millones el número de trabajadores clasificados incorrectamente como autónomos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px