La Xunta de Galicia ha declarado oficialmente como proyecto de interés autonómico el aparcamiento de vehículos pesados en el enlace de A Balsa, de la VG-20 con la PO-10, que dará servicio al polígono de Balaídos, en el municipio pontevedrés de Vigo.

Este trámite, realizado a solicitud del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, permitirá conectar este aparcamiento con las redes y servicios correspondientes, así como impulsar la seguridad viaria y la operatividad del transporte de mercancías en la región.

Este acuerdo se adoptó tras obtener los informes favorables del Ayuntamiento de Vigo y de las administraciones públicas cuyas funciones pudieran resultar afectadas por la actuación, y emisión del informe preceptivo de la Xunta.

Así mismo, la Consejería gallega de Infraestructuras e Movilidad se encargará de la tramitación del procedimiento de aprobación de este proyecto de aparcamiento de camiones que se ubicará al sur del enlace de A Balsa de la VG-20 y próximo al polígono vigués de Balaídos.

Los transportistas gallegos en general, y los que trabajan en el entorno de Vigo, vienen quejándose de la falta de espacio para el aparcamiento de vehículos pesados en una de las zonas con mayor movimiento de mercancías de la comunidad, debido especialmente al papel que juega el puerto de Vigo como motor para la pesca o la automoción, entre otras cargas.