Las obras que se llevan a cabo en diversos viaductos de la A-6 a su paso por Lugo impiden el normal paso de transportes especiales por esta vía, fundamentalmente de los que llevan componentes eólicos.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha establecido un régimen de ventanas horarias para que puedan circular estos servicios que no satisface al sector.

En este sentido, la Xunta de Galicia ha venido reclamando mejoras al Gobierno central y esta misma semana, la consejera gallega de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, ha reclamado al Departamento que dirige Raquel Sánchez «soluciones definitivas».

Según el Ejecutivo gallego, estas limitaciones para el tráfico terrestre de componentes eólicos tiene un impacto directo sobre las propias empresas de transporte que realizan estos servicios, sobre los transitarios que las gestionan y, de manera especial, sobre los tráficos del puerto de Ferrol, toda vez que muchos de estos envíos se están desviando al puerto de Santander, entre otros, dadas las dificultades que existen para el desplazamiento terrestre de estos equipos voluminosos.

Así, Vázquez señala que existe «preocupación máxima» en la región, por lo que piden «una solución inmediata porque existe riesgo de deslocalización» siete meses después desde que se iniciaran unas obras que amenazan a la economía gallega.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px