Tren de contenedores en la terminal ferroportuaria del puerto de Alicante

El proyecto pretende aprovechar las conexiones ferroviarias del puerto de Alicante.

El proyecto de la Zona Franca de Alicante generará, según las aproximaciones, una facturación cercana a los 1.225 millones de euros y creará 85.000 puestos de trabajo en 10 años, reduciendo en un 45% el desempleo de los municipios de la provincia.

Así lo han indicado desde la Diputación de Alicante en la reunión que recientemente han mantenido con representantes de Volvo, en la que se ha invitado a la empresa a participar en este proyecto, con el que la administración local pretende impulsar un centro logístico de atracción de empresas foráneas y autóctonas para impulsar la economía y el empleo en la zona.

Este proyecto se fundamenta en la construcción de un ZAL en el centro del puerto de Alicante. Otra superficie, de 400.000 m², situada en el parque industrial de Elche completarían la zona logística, que pretende aprovechar las conexiones portuarias y de ferrocarril del puerto.

Durante el encuentro también se ha informado de las ventajas fiscales de las que dispondrán las multinacionales que se instalen en esta área, lo que supone un aliciente a la hora de invertir e instalarse en la Zona Franca, dado que las exenciones fiscales permitirán generar flujos de comercio articulados a través de un entramado empresarial capaz de regenerar el tejido industrial y financiero de la provincia.

Próximamente, se convocará una mesa de trabajo integrada por todas administraciones implicadas y el sector empresarial de la provincia para seguir avanzando en el plan logístico.