Los transportistas portugueses ya pueden utilizar combinaciones vehiculares de 44 toneladas, tras la entrada en vigor el pasado 12 de octubre de una norma que modifica los pesos y dimensiones de los vehículos industriales que se utilizan para el transporte de mercancías en Portugal.

Esta nueva normativa adapta las últimas Directivas europeas que permiten el uso de conjuntos de 25,25 metros de longitud, con el fin de mejorar la competitividad del transporte de mercancías por carretera.

Sin embargo, el máximo legal queda de manera práctica en 43 toneladas, ya que la combinación de una tractora de dos ejes puede cargar hasta 19 toneladas y un semirremolque de tres ejes llega hasta las 24 toneladas.

En España, el uso de las combinaciones vehiculares de 44 toneladas es un asunto muy polémico en el que cargadores y transportistas no llegan a ponerse de acuerdo.

Por un lado, los cargadores están convencidos del uso de estos conjuntos. Se basan en que su uso ya está extendido por la Unión Europea y en que un mayor volumen de carga contribuye para ganar eficiencia y reducir las emisiones contaminantes, dado que se reduciría el uso de camiones.

Por otro lado, los empresarios del sector del transporte por carretera no están dispuesto a que un aumento de los volúmenes de carga no se repercuta en un incremento de los precios, dentro del marco de un sector atomizado, con poca capacidad negociadora frente a sus clientes e inmerso en una guerra de precios.