Anesco ha enviado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana un total de nueve propuestas en las que se reflejan sus puntos de vista para modificar el anteproyecto de modificación de la Ley de Puertos.

El documento recoge las que la organización empresarial de la estiba estima son «las principales necesidades de las empresas estibadoras», con el objetivo de «consolidar y fomentar la competitividad de los puertos».

En este sentido, las propuestas incluyen una mayor flexibilidad en la determinación de los plazos concesionales, más claridad en los procesos de otorgamiento de las concesiones, así como mayor proporcionalidad y equivalencia entre las tasas repercutidas a los operadores portuarios y sus costes asociados, para destinar los excedentes sobre los objetivos de rentabilidad de las Autoridades Portuarias a reducir tales tasas.

Competitividad

De igual modo, Anesco también pide un incremento de la competitividad de las tasas portuarias para poder competir en igualdad de condiciones con otros países, nuevas bonificaciones vinculadas al uso de maquinaria que emplee como fuente las energías renovables, así como un mayor aprovechamiento de la capacidad de patio, así como la eliminación de tarifas máximas para los prestadores de servicios, en cumplimiento del Reglamento Europeo de servicios portuarios y para permitir el libre funcionamiento del mercado.

Por último, la patronal también aboga por el establecimiento de procesos participativos de los operadores portuarios en la toma de decisión de las inversiones públicas portuarias a ejecutar por las Autoridades Portuarias, la supresión del IBI a las concesionarias para evitar situaciones de duplicidad de gravámenes equivalentes sobre el mismo derecho de los operadores portuarios, amén de una mayor presencia de los operadores portuarios privados en los órganos de gobierno de las Autoridades Portuarias.