Durante la crisis sanitaria, son muchos los operadores que han modificado sus protocolos de entrega para garantizar que no se produzca contacto físico entre el repartidor y el cliente, evitando así cualquier tipo de riesgo para la salud.

Aunque con la desescalada, se han relajado algunas medidas, sigue siendo necesario extremar las precauciones con soluciones como la funcionalidad ‘contactless’ de DB Schenker, para capturar la firma en las entregas, que asegura el mantenimiento de la distancia de seguridad.

‘Contactless Proof of Delivery’

Esta tecnología, denominada ‘Contactless Proof of Delivery‘, POD, permite capturar firmas personales desde una distancia de hasta tres metros y ha sido implementada ya en España, Portugal, Austria, Finlandia y Suecia. Disponible en 12 idiomas, llegará al resto de los países comunitarios muy pronto, empezando por Alemania y Reino Unido.

Esta herramienta no solo permite mantener una distancia segura durante las entregas, sino que también garantiza la documentación exhaustiva de todos los envíos de mercancías y los repartos.

El repartidor debe mostrar al destinatario un código QR digital que este puede escanear con su ‘smartphone‘. De este modo, se identifica al usuario del teléfono como el destinatario del envío, abriendo un sitio web específico del operador en su dispositivo.

Una vez accede a esta página web, el cliente debe ingresar su información personal y emitir una confirmación de entrega firmando en la pantalla de su teléfono. Con este procedimiento, el receptor evita tocar bolígrafos, teléfonos o escáneres.