Centro logistico ferroviario de Adif PlaZa en Zaragoza

Aragón será punto de encuentro entre los corredores mediterráneo y cantábrico.

El Parlamento Europeo ha dado esta semana un importante espaldarazo a la conexión que unirá los corredores mediterráneo y cantábrico a través de Teruel y Zaragoza que las autoridades en España han recibido con los brazos abiertos, al incluir en la Red Transeuropea de Transportes las líneas ferroviarias Zaragoza-Teruel-Sagunto y Valencia-Madrid.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, estima que la respuesta de la Eurocámara constituye “un paso importante” para conseguir “una “reivindicación estratégica para nuestro país” que ayudará a corregir la ausencia de la Conexión Cantábrico-Mediterránea en el Reglamento Europeo, aunque ahora quedan pendientes próximas negociaciones en el marco del grupo de trabajo del Consejo Europeo.

En idéntico sentido, el Gobierno de Aragón también aplaude la decisión del Parlamento, aunque también pide que se aumente la financiación prevista inicialmente de 380 millones de euros y que el proyecto se adapte, como ha indicado esta misma semana el presidente aragonés Javier Lambán, «en su formulación final de respuesta a las necesidades de las comunidades que atravesará».

Al mismo tiempo, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha destacado que esta inclusión «acaba con la injusticia» de no priorizar esta infraestructura, al tiempo que considera la conexión «una decisión estratégica que nos acerca a Europa, que mejora nuestra conectividad, desde la perspectiva de las personas y de la competitividad de las empresas«.